Otros lugares de interés turístico

El Parque-museo nacional “Shipka – Buzludzha”
El Valle de las Rosas
Bulagria cuenta con nueve Sitios considerados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

El Parque-museo nacional “Shipka – Buzludzha”

El Parque-museo nacional “Shipka – Buzludzha”. En él se hallan varios lugares que no hay que dejar desapercibidos por su importancia histórica y cultural:

Subiendo unos 910 escalones se llega al Parque Nacional “Shipka”, situado en el lugar mismo donde se desarrollaron las operaciones militares, que abarca los sitios históricos relacionados con la defensa del desfiladero de Shipka durante la Guerra Ruso-Turca de Liberación /1877–1878/ y representa un complejo de monumentos, que reproducen la batalla, con armas expuestas y abrigos de trinchera. Levantado del pecho rocoso de la montaña, en el pico Shipka se erige el Monumento a la Libertad, construido con las donaciones voluntarias del pueblo búlgaro. Fue inaugurado solemnemente en el año 1933. La exposición, situada en las diferentes plantas en el interior del monumento, habla del heroísmo de los soldados rusos y los opalchentzi búlgaros durante la defensa del desfiladero, que duró 5 meses. Desde el último descansillo se descubre una vista panorámica hacia los detalles reproducidos del campo de batalla, los monumentos y las fosas comunes que todavía conservan el recuerdo de las hazañas y el sacrificio de los héroes.

Cerca se pueden ver el monumento del voivoda (líder de guerrilla) Jadzhí Dimitar, quien, encabezando un pequeño grupo de voluntarios rebeldes, luchó heroicamente en una batalla desigual contra las numerosas tropas enemigas el 30 de julio de 1868 y el bajorrelieve de piedra de otro acontecimiento: el Congreso Constitutivo del Partido Social-democrático Búlgaro, que se celebró en ese lugar el 2 de agosto de 1891.

Para completar el cuadro, entre los árboles asoman las cúpulas doradas del templo y monumento “Nacimiento de Jesucristo”, que fue construido a 12km. de la ciudad de Kazanlak, en la pendiente sur de los Montes Balcanes, nuevamente en honor a los soldados rusos y los búlgaros que murieron en la Guerra Ruso-Turca de Liberación. El templo - hecho al estilo de la arquitectura religiosa rusa del s. XVIII, con las típicas arcas, frisos, frontones y cúpulas y detalles dorados - tiene la entrada principal en forma de tres arcas sobre las que se eleva un enorme campanario con 17 campanas, la mayor de las cuales pesa alrededor de 12 toneladas. Un gran mérito artístico posee el iconostasio (pared falsa que contiene iconos), tallado de madera de tila y dorado. Los iconos son obsequio del Monasterio ruso “San Pantaleimón” en Athos (Grecia). En la cripta, en 17 sarcófagos de piedra, yacen los restos de los soldados rusos que murieron en el desfiladero de Shipka. El Templo-monumento fue inaugurado en 1902.

TOP

El Valle de las Rosas

Uno de los lugares emblemáticos de Bulgaria, es el lugar conocido como el Valle de las Rosas. Los méritos de Bulgaria son más de uno pero en el mundo Bulgaria se conoce principalmente como el país del yogur y, sobre todo, como el país de las rosas. Esto último se debe a que en Bulgaria se cultiva la mejor especie se rosa oleífera, debido a las condiciones climáticas y del terreno. Bulgaria es el principal productor de aceite de rosas que va destinado a la industria mundial de la perfumería y los productos cosméticos. En mayo el Valle de las rosas florece con todo su esplendor y a principios de junio se procede a la recolección de los pétalos. La vista es especialmente exquisita en esa época del año.

TOP

Bulagria cuenta con nueve Sitios considerados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Reserva Natural “Srebarna”
La reserva natural de Srébarna es un lago de agua dulce con una superficie superior a 600 hectáreas, situado en una zona adyacente al Danubio. Alberga más de 100 especies de pájaros, muchas de ellas raras o en peligro de extinción, que acuden a reproducirse en sus parajes. Además, otras 80 especies de aves migratorias encuentran refugio en este sitio durante su periplo invernal. Entre las especies más notables cabe destacar el pelícano dálmata, la garza gris, el ibis falcado y la espátula blanca.

Casco antiguo de la ciudad de Nessebar



Es una de las ciudades más antiguas de Europa. La antigua Mesembria fundada por los griegos en el año 510 aC. cuenta con más de 40 iglesias, muchas de ellas construidas por nobles bizantinos. Esta pequeña población, eregida sobre una pequeña península rocosa, posee una belleza incomparable e indescriptible. Sus templos medievales de estilo bizantino y sus casas de madera del siglo XIX, la han convertido en Patrimonio de la Humanidad. Se localiza muy cerca de Burgas y de Varna. Su visita es imprescindible.

El Jinete de Madara



Madara se encuentra, en el noreste de Bulgaria, a mitad de camino entre Varna y Ruse. Allí se localiza el famoso Jinete de Madara o Caballero de Madara, un relieve rupestre triunfal del siglo VIII-IX, símbolo de la victoria de los khanes búlgaros sobre sus enemigos. Las inscripciones griegas datan de los años 705 al 831.

La Tumba Tracia de Sveshtari
La Tumba Tracia de Sveshtari, ubicada en el noreste de Bulgaria, data del siglo IV-III aC, igual que la de Kazanlak, conserva bellos ornamentos y esculturas, que fascinan a los visitantes.

Las Iglesas Rrupestes de Ivanovo
Se localizan cerca del pueblo del mismo nombre, próximas a la ciudad de Ruse. Representan un complejo de celdas, capillas e iglesias cavadas en la roca por los ermitaños ‘monks’ que habitaron allí entre los siglos XI y XIV. Sus frescos, únicos en el mundo, dan testimonio de una alta espiritualidad.

La Tumba Tracia de Kazanlak
Ubicada en la población de Kazanlak, en el Valle de las Rosas, la tumba cuenta con delicados frescos del siglo IV aC, únicos en su género.

La Iglesia de Boyana
Se encuentra en el monte Vitosha, muy cerca de Sofia. Sus frescos del siglo XIII son considerados las obras maestras de la pintura religiosa de aquella época.

El Monasterio de Rila



Es el mejor ejemplo de la perfección arquitectónica de Bulgaria. Es el más grande y el más antiguo centro religioso y espiritual del país.

El Parque Nacional Pirin
Es un área protegida de 27.400 hectáreas. En esta zona crecen pinos silvestres, destacando de entre todos, el más viejo, el Baikushev, con más de 1.300 años de edad. En Pirin pueden verse además, especies de la fauna de Bulgaria como son urogallos, gatos y cabras monteses.